Tribunal de las aguas de valencia

Tribunal de las aguas de valencia

Tribunal de las aguas de valencia online

El Tribunal de las Aguas de Valencia en sesiónSi por casualidad se encuentra en Valencia, España… en la Plaza de la Virgen…. el jueves… a mediodía, tendrá la oportunidad de ver en funcionamiento el órgano democrático más antiguo del mundo: el Tribunal de las Aguas.
El Tribunal de las Aguas, que se remonta a más de 1.000 años, a la época de la conquista árabe, fue creado originalmente por los agricultores del sur de la ciudad para resolver las disputas sobre el agua entre ellos. Delegaban en ciertos hombres para que escucharan las disputas entre los agricultores y esta tradición continuó después de que Valencia volviera al control cristiano.
Es un sistema extraordinario que ha cumplido su función durante más de 1.000 años. Sus veredictos son rápidos y eficaces, y todos sus miembros son elegidos por los campesinos que les presentan los casos.
En el siglo XXI, sin embargo, no hay muchas disputas sobre el agua. Los métodos agrícolas avanzados y el riego han resuelto la mayoría de los problemas. No obstante, todas las semanas (a excepción de algunos días festivos) el tribunal de aguas se reúne en la plaza de la Virgen.

Tribunal de las aguas de valencia 2020

Estamos ofreciendo algunas de las mejores ofertas de hoteles en Valencia, así que echa un vistazo a la sección de Hoteles. Todos los hoteles están convenientemente situados cerca de lugares emblemáticos y han sido cuidadosamente seleccionados y puestos a su disposición al mejor precio posible.
El Tribunal de las Aguas de Valencia es un órgano tradicional de derecho común, depositario de una cultura del agua milenaria, comunitaria y democrática. Tras su candidatura presentada conjuntamente por las regiones de Valencia y Murcia, ha sido declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.
Formado por agricultores elegidos democráticamente, este tribunal resuelve los conflictos entre regantes de forma oral, rápida, económica, pública e imparcial. Las decisiones se mantienen gracias al respeto que se tiene por el tribunal y al reconocimiento de los agricultores-juez como personas honorables, expertas en usos y costumbres, y justas en sus actuaciones.

Tribunal de las aguas de valencia 2021

En Valencia, España, un Tribunal del Agua es conocido en todo el mundo por su forma única de mediar en los conflictos entre agricultores y regantes de una comunidad en relación con la gestión del agua. Esta práctica tradicional se respeta tanto que – sus fallos no son cuestionados por los infractores. Es una de las pocas prácticas ancestrales de arbitraje de bienes públicos que quedan en el mundo.
A pesar de su pintoresca tradición (los “procedimientos” se dictan en valenciano), el Tribunal tiene un verdadero poder. Además, ha sido reconocido en otros lugares por los reyes de España desde su creación, incluidos los actuales monarcas, y ha visto confirmada su legitimidad en la Constitución de 1978 y ha conseguido el estatuto de autonomía en la Comunidad Autónoma de Valencia. Este modelo de Tribunal se ha implantado en otras comunidades agrícolas y se ha exportado a Sudamérica. Por último, la UNESCO, reconociendo su eficacia, ha llegado a proponer que la ciudad de Valencia sea sede de un centro internacional de prevención y gestión de conflictos por el agua. Este tipo de institución sirve de ejemplo para las redes de riego que se están creando hoy en día en los países en desarrollo, donde se puede aplicar este sencillo modelo de democracia directa (por ejemplo, Bagré en Burkina Faso).

Maxim trollt die welt

Es un modelo de justicia, conocido por todas las ideologías, culturas y países que conforman la rica personalidad valenciana, que ha resistido el paso del tiempo; ni la Valencia autonómica, ni el centralismo borbónico, ni las Cortes de Cádiz de 1812, restan competencia a este tribunal, que la Constitución Española de 1978, nuestro Estatuto de Autonomía y otros organismos internacionales aprecian.
Además, la organización de los regadíos necesita de una institución que se ocupe de la administración del agua y de la observancia de las normas dotadas de la sabiduría y experiencia del hombre de la fértil región valenciana.
Las Comunidades de regantes están sujetas a antiguos Decretos, transmitidos verbalmente desde la época árabe y escritos desde principios del siglo XVIII. Un Comité de Administración, elegido democráticamente entre todos los miembros de la Comunidad, así como el síndico-presidente de la misma, velan por el estricto cumplimiento de las normas. Todos ellos deben ser agricultores, cultivadores directos de sus territorios y con reconocida fama de “hombres honrados”. Receptor y vocales son ayudados en su labor por el Guarda del desagüe, empleado que se encarga de que el agua llegue a todos sus giros y vueltas de riego, comunicando las infracciones cometidas para que éstas sean denunciadas y juzgadas en el Juzgado de Aguas.