Flores lilas y moradas

Flores lilas y moradas

Altas flores moradas

Después de un largo y triste invierno, las alegres lilas son la forma perfecta de dar la bienvenida a la primavera. Atraen a los polinizadores en masa y tienen una fragancia decadente que es apreciada en todo el mundo. El género Syringa, que forma parte de la familia Oleaceae (que también incluye el olivo, el jazmín y el fresno), incluye varias especies de lilas de jardín, cada una de ellas con múltiples cultivares.
Casi todas estas plantas leñosas con flor son excepcionalmente resistentes, fáciles de cultivar y longevas, y requieren muy poco mantenimiento, excepto la poda para mantener las plantas en un tamaño manejable. La poda se realiza inmediatamente después de que las flores se hayan marchitado. Las lilas prosperan y producen la mayor cantidad de flores cuando se plantan a pleno sol.
Las lilas suelen florecer a mediados y finales de la primavera, aunque el tiempo de floración varía ligeramente según la especie y la variedad. Los exuberantes racimos de flores suelen tener una tonalidad que va del rosa al púrpura intenso, pero varios cultivares ofrecen otras opciones de color. Gracias a siglos de esfuerzos de cría por parte de profesionales y aficionados, las lilas son adecuadas para prácticamente cualquier jardín a pleno sol.

Lavanda

El púrpura es un color de flor extremadamente popular, con favoritos como la lavanda y el aster. A continuación hemos recopilado una lista de 62 tipos de flores moradas.    Descubre tus tonos favoritos de púrpura, que van desde el magenta hasta el púrpura oscuro.    Muchas de estas flores florecerán a finales de la primavera o a finales del verano, y hemos incluido prácticos consejos de cultivo para aquellos que sean jardineros.
La lavanda es una de las flores púrpuras más reconocidas y es conocida por su fuerte y floral aroma. Esta planta se siembra muy rápidamente, así que asegúrate de mantenerla recortada para que no se apodere de tu jardín. Incluso cuando está seca, la lavanda mantiene su aroma, lo que la convierte en una flor muy utilizada en mascarillas de relajación y arreglos secos.    ¿Otra cosa buena de esta flor? Repele naturalmente a los mosquitos.
Esta pequeña flor crece en enormes tallos de hasta 9 metros de altura. Es esencial esperar hasta el segundo año de crecimiento para podar esta flor; de lo contrario, puede atrofiar el crecimiento futuro. Para obtener los mejores resultados, cubra el suelo en el que están plantadas con pequeñas flores o corteza de árbol para ayudar a mantener el suelo fresco.

Planta con flores moradas y hojas verdes

El púrpura es un color de flor muy popular, con favoritos como la lavanda y el aster. A continuación hemos recopilado una lista de 62 tipos de flores moradas.    Descubre tus tonos favoritos de púrpura, que van desde el magenta hasta el púrpura oscuro.    Muchas de estas flores florecerán a finales de la primavera o a finales del verano, y hemos incluido prácticos consejos de cultivo para aquellos que sean jardineros.
La lavanda es una de las flores púrpuras más reconocidas y es conocida por su fuerte y floral aroma. Esta planta se siembra muy rápidamente, así que asegúrate de mantenerla recortada para que no se apodere de tu jardín. Incluso cuando está seca, la lavanda mantiene su aroma, lo que la convierte en una flor muy utilizada en mascarillas de relajación y arreglos secos.    ¿Otra cosa buena de esta flor? Repele naturalmente a los mosquitos.
Esta pequeña flor crece en enormes tallos de hasta 9 metros de altura. Es esencial esperar hasta el segundo año de crecimiento para podar esta flor; de lo contrario, puede atrofiar el crecimiento futuro. Para obtener los mejores resultados, cubra el suelo en el que están plantadas con pequeñas flores o corteza de árbol para ayudar a mantener el suelo fresco.

Verbena

El púrpura es un color de flor muy popular, con favoritos como la lavanda y el aster. A continuación hemos recopilado una lista de 62 tipos de flores moradas.    Descubre tus tonos favoritos de púrpura, que van desde el magenta hasta el púrpura oscuro.    Muchas de estas flores florecerán a finales de la primavera o a finales del verano, y hemos incluido prácticos consejos de cultivo para aquellos que sean jardineros.
La lavanda es una de las flores púrpuras más reconocidas y es conocida por su fuerte y floral aroma. Esta planta se siembra muy rápidamente, así que asegúrate de mantenerla recortada para que no se apodere de tu jardín. Incluso cuando está seca, la lavanda mantiene su aroma, lo que la convierte en una flor muy utilizada en mascarillas de relajación y arreglos secos.    ¿Otra cosa buena de esta flor? Repele naturalmente a los mosquitos.
Esta pequeña flor crece en enormes tallos de hasta 9 metros de altura. Es esencial esperar hasta el segundo año de crecimiento para podar esta flor; de lo contrario, puede atrofiar el crecimiento futuro. Para obtener los mejores resultados, cubra el suelo en el que están plantadas con pequeñas flores o corteza de árbol para ayudar a mantener el suelo fresco.