Cree un suelo rico para su jardín

Es el pequeño secreto más sucio entre los jardineros: el suelo proporciona la clave para la salud de las plantas y la vitalidad de un jardín. El tipo y la calidad de su suelo afectan no solo el éxito de su jardín, sino también cómo pasará gran parte de su tiempo trabajando allí.

El suelo ideal ofrece un ambiente hospitalario para las plantas en una mezcla de aire, agua y nutrientes. Pero la marga ideal, un equilibrio rico en humus de limo, arena y arcilla, elude a la mayoría de los jardineros. Incluso aquellos que tienen la suerte de comenzar con un buen suelo deben contribuir a mejorarlo regularmente porque el suelo es una capa viva de la tierra que cambia naturalmente con el tiempo y el clima.

Directrices para el éxito

Siga estas pautas generales al trabajar su suelo:

  • Para el éxito a largo plazo, es mejor alimentar la tierra que la planta.
  • Alimente su suelo cada temporada y cada vez que plante, utilizando materia orgánica, como compost, estiércol podrido y hojas picadas.
  • No caves cuando el suelo esté demasiado húmedo o demasiado seco, ya que daña el suelo. Trabaje la tierra cuando un puñado se desmorone fácilmente.
  • No caminen sobre sus camas. Pisar el suelo lo compacta, impidiendo que el aire, el agua y los nutrientes lleguen a las plantas.
  • Evite labrar en exceso. La roturación excesiva o la excavación destruyen la estructura del suelo, dejándolo polvoriento o duro como una roca.

secretos del suelo del jardín