Cómo plantar con éxito plantas perennes de un vivero en su jardín

Una de las partes más emocionantes de la jardinería floral es seleccionar nuevas plantas para agregar a su jardín. Hay tantas opciones hermosas para elegir, y cuando se trata de plantas perennes, lo recompensarán durante años con sus coloridas flores y follaje. La primavera y el otoño son los mejores momentos para plantar plantas perennes porque el clima es más fresco, lo que les da a las plantas la oportunidad de desarrollar suficientes raíces para suministrar el agua que necesitarán durante los meses más cálidos. Cuando compra plantas perennes en macetas en un vivero o centro de jardinería, es mejor plantar sus nuevas plantas en el suelo lo antes posible. Asegúrese de seguir estos pasos para plantar correctamente sus plantas perennes.

Cómo plantar una planta perenne

Primero, reúna el equipo que necesitará, como guantes de jardinería y una pala o llana. Tenga a mano también una manguera o una regadera llena. Antes de plantar sus plantas perennes cultivadas en contenedores, asegúrese de regarlas bien. Las plantas bien hidratadas toleran y se recuperan mejor del proceso de trasplante.

Paso 1. Planifica tu diseño

Coloca las plantas en sus macetas donde quieras que vayan antes de comenzar a cavar. Es mucho más fácil moverlos de esta manera hasta que esté satisfecho con su disposición. Mire las etiquetas de las plantas para determinar el tamaño maduro, luego verifique que sus plantas tengan suficiente espacio para alcanzar su tamaño maduro sin amontonarse entre sí.

Paso 2. Cava un Hoyo

Retire cualquier mantillo de la superficie del suelo donde desea plantar su planta perenne. Luego use una paleta de jardín o una pala para cavar un hoyo lo suficientemente profundo como para sostener la planta a la misma profundidad que estaba creciendo en el recipiente. Retire las rocas o los grupos de raíces que encuentre mientras excava.

Paso 3. Retire la olla

Golpee firmemente el fondo de la maceta con el mango de una paleta y apriete los lados de la maceta para aflojar el cepellón si es necesario. Deslice el cepellón fuera de su maceta, teniendo cuidado de no tirar de los tallos o las hojas. Masajea suavemente la parte inferior y los lados del cepellón, y separa algunas raíces para alentarlas a crecer hacia afuera una vez que estén en el suelo.

Paso 4. Meta su planta en el suelo

Coloque la planta en el hoyo, verificando que la parte superior del cepellón esté nivelada con la superficie del suelo. De lo contrario, ajuste la altura y rellene alrededor de las raíces con tierra. Agua; luego agregue más tierra si es necesario para llenar completamente el agujero. Reemplace o agregue mantillo alrededor de su planta perenne recién plantada, asegurándose de que no toque los tallos.